Faro de Vigo: “El color de Ramón Vaquero deslumbra de nuevo en Austria”